Tabaco


Existe una gran cantidad de información sobre el consumo, uso y exposición al humo de tabaco, información que promueve la toma de decisiones en relación con el riesgo sanitario que implica cualquiera de estas conductas.

Un dato que debería ser suficiente para evitar totalmente el consumo, uso y exposición al humo de tabaco, es que es la principal causa de muertes evitables a nivel mundial, además, las proyecciones indican que será la principal causa de mortalidad en el 2020, provocando una de cada 8 muertes.

Otro elemento que se debe tomar en cuenta, en la toma de decisiones, es que se ha comprobado que el humo de tabaco no sólo ocasiona daños graves a la salud del fumador, sino que también afecta gravemente al no fumador que está expuesto involuntariamente al humo del tabaco, pues también le puede provocar cáncer pulmonar o enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

Por eso, el gobierno federal, preocupado por prevenir estos riesgos sanitarios publicó, en 2009, la Ley General para el Control del Tabaco (LGCT) y su Reglamento con el propósito de evitar el riesgo que provoca el humo de segunda mano.

Sin embargo, el gobierno no es el único responsable de proteger la salud de los no fumadores. Esto es un trabajo en el que tenemos que intervenir todos y cada uno de nosotros, aun siendo fumadores, porque todos estamos obligados a cumplir con la norma:

  • Los establecimientos que frecuenta la población
  • La propia población
  • Las autoridades sanitarias
  • Las instancias cuyo quehacer está relacionado con la prevención del tabaquismo

Por eso:

  • Los establecimientos deberán colocar la señalización como ambiente libre de humo de tabaco, así como asesorarse con las autoridades sanitarias en el cumplimiento de la Ley y su Reglamento
  • La población tendrá que denunciar a los establecimientos en los que observe que no se cumple la Ley, para lo cual deberá conocerla
  • Las autoridades sanitarias, deberán dar respuesta a las denuncias, además de hacer visitas de verificación periódicas. Asimismo, deberá proporcionar la asesoría necesaria tanto a los establecimientos cuanto a la población.
  • Las instancias cuyo quehacer esté relacionado con el tabaquismo deberán difundir la información preventiva entre la población, así como hacer convenios con las autoridades sanitarias para trabajar conjuntamente en la prevención de los riesgos que implica el consumo de tabaco.

Todos juntos podremos cuidar nuestra salud y la de nuestras familias, cumplamos con la Ley, cuidemos los espacios libres de humo de tabaco.


Todos los derechos reservados © 2022 / Gobierno del Estado de Tamaulipas 2016 - 2022