Productos de la pesca


Los pescados y mariscos pueden representar riesgos a la salud cuando se contaminan con virus, bacterias y parásitos, los cuales pueden ocasionar severas infecciones e intoxicaciones.

Esta contaminación se puede dar por falta de higiene durante la manipulación, venta y almacenamiento de los productos; así como cuando se mantienen refrigerados o congelados.

Para evitar la proliferación de microorganismos en estos alimentos, deben estar refrigerados, a una temperatura de 4 °C, o menos, o congelados de ser el caso.

A continuación se sugieren las siguientes recomendaciones para comprar y preparar productos de la pesca:

  • Revisa que el pescado esté fresco, ojos y piel brillantes, escamas bien adheridas y que no tenga mal olor
  • Cuando compres moluscos bivalvos, ostiones y mejillones, escoge sólo aquellos que tengan la concha bien cerrada
  • No compres productos del mar que estén expuestos a temperatura ambiente, verifica que estén refrigerados o en una cama de hielo limpio
  • Si compras productos congelados, evita descongelarlos a temperatura ambiente, pues al hacerlo permites que se desarrollen bacterias
  • No debes descongelar y volver a congelar los productos del mar

Cuando los prepares:

  • Lávate bien las manos después de manipular alimentos crudos
  • Evita usar tablas de madera para picar
  • Usa trapos de cocina distintos, uno para secar y otro para limpiar
  • Lava los utensilios cada vez que se usen
  • No acomodar cerca los alimentos crudos de los cocidos

¡Cuida tu salud y la de tu familia!


Todos los derechos reservados © 2022 / Gobierno del Estado de Tamaulipas 2016 - 2022