Prevención del Retraso Mental por Hipotiroidismo Congénito

El programa se inició en 1989 en el Distrito Federal, Estado de México y Tlaxcala, operando 21 Unidades Hospitalarias.

En el Estado de Tamaulipas el Tamiz Neonatal se realiza a partir de octubre de 1993, durante ese año sólo se tamizó a 589 niños. De 1993 a junio 2011, se ha logrado tamizar a  430,989 niños previniendo el retraso mental a 270 recién nacidos con tasa de incidencia de 1 caso  por cada 1,596 niños.

Este programa está dado para la detección de defectos al nacimiento de todo tipo y se inicia con el tamiz del Hipotiroidismo Congénito, el cual ocasiona retraso mental y discapacidad severa, con el consecuente sufrimiento  físico y emocional.

La detección se hace mediante el análisis de unas gotas de sangre del talón del niño del tercer al quinto día de nacido, se buscan indicios de una enfermedad que  en los primeros días de vida  no se manifiesta clínicamente  como es el caso del hipotiroidismo congénito, en  esta forma se da el tratamiento, se hace el seguimiento y la rehabilitación, acciones de vital importancia para que el niño afectado crezca y se desarrolle con plenitud de vida.

Objetivo general
Prevenir el retraso mental y otras repercusiones del hipotiroidismo congénito, galactosemia, fenilcetonuria e hiperplasia suprarrenal congénita, antes de que éstas se manifiesten, a través de la detección y manejo oportuno.

Objetivos específicos

  • Detectar a todos los recién nacidos de los Servicios de Salud de Tamaulipas, sospechosos o probables de    hipotiroidismo congénito, galactosemia, fenilcetonuria e hiperplasia suprarrenal congénita.
  • Confirmación diagnóstica y manejo integral de los recién nacidos, en el primer mes de vida, en las unidades de 2º. Nivel.
  • Asegurar la atención integral y la vigilancia adecuada del neurodesarrollo de los pacientes con hipotiroidismo congénito y enfermedades metabólicas congénitas.

Misión
Tamizar al 100 % de los recién nacidos,  detectar y dar manejo tempranamente así como seguimiento a los casos de hipotiroidismo congénito, galactosemia y fenilcetonuria   atendidos en las unidades de la Secretaría de Salud. 

Visión
Niños y niñas  con diagnóstico de  hipotiroidismo congénito recibiendo  tratamiento oportuno para prevenir el retraso mental en cada uno de ellos,  con   atención especializada y  seguimiento de su desarrollo.

  • Información a los padres de familia, especialmente las embarazadas de la importancia de la detección oportuna de estas enfermedades y el tratamiento de las mismas.
  • Capacitación al personal de salud que interviene en cada proceso del tamiz neonatal (Toma de muestra, envío, captura, análisis de la muestra, reporte de resultados, información a la familia, abordaje integral del recién nacido).
  • Referencia y contrarreferencia efectiva de los casos confirmados.
  • Evaluación y supervisión de los procesos.
  • Difusión y promoción en las unidades de I y II nivel de atención del tamiz neonatal básico y semiampliado.
  • Realización de cursos a todo el personal de salud involucrado en el Programa de Tamiz Neonatal (Médico Pediatra, Enfermera y Nutriólogo).
  • Realización del Tamiz Neonatal  del 3er al   5to. día de vida del niño.
  • Localización inmediata del niño con resultado  sospechoso.
  • Tratamiento oportuno de los casos con Hipotiroidismo Congénito.
  • Valoración médica de por vida, los primeros seis años realiza el médico pediatra  o el especialista en endocrinología.
  • Referir a los niños y niñas con Hipotiroidismo Congénito, Fenilcetonuria y Galactosemia  a un programa de estimulación   temprana y nutrición.
  • Vigilar que la rehabilitación se aplique en todos los casos para favorecer el neurodesarrollo.
  • Cuando nazca tu bebe acude al hospital más cercano del 3er. al 5to. día de nacido.
  • Llevar al bebe alimentado.
  • Cubrir los pies  con doble calcetín.
  • Proporcionar correctamente (dirección, teléfono, datos de algún familiar).
  • Recoger los resultados de las pruebas.
Todos los derechos reservados © 2017 / Gobierno del Estado de Tamaulipas 2016 - 2022