¿Por qué seleccionar al personal que va a ejercer funciones docentes en educación básica?


Por Sanjuana Uribe Treviño
Asesor Técnico Pedagógico del CONSET

Para las maestras y los maestros, desempeñar la labor docente, según las necesidades de los estudiantes y de acuerdo a su vocación, así como a su perfil profesional, no sólo contribuye al máximo logro de los aprendizajes y a la eficacia del proceso educativo, sino que también les permite disfrutar de su trabajo y aumentar su satisfacción personal.

Si partimos de la idea anterior, reconocemos entonces que para la Secretaría de Educación Pública se convierte en una exigencia disponer de personal docente con perfiles profesionales más adecuados a los requerimientos de los puestos de trabajo a cubrir. Asimismo, y como se presenta en el documento “Disposiciones específicas del proceso de selección para la admisión en Educación Básica” (2019), la Secretaría se propone revalorizar a las maestras y los maestros, para dar inicio a una etapa de transformación educativa encaminada hacia la Nueva Escuela Mexicana.

Es decir, una nueva escuela orientada a desarrollar una visión humanista, con la capacidad de formar ciudadanos críticos, reflexivos, creativos y autosuficientes. Esto implica una gran responsabilidad del magisterio, sobre todo en el proceso educativo, por lo que el aprendizaje tendrá que centrarse en el interés de los alumnos y desarrollarse con métodos activos mediante los cuales sean ellos quienes construyan sus conocimientos, habilidades, hábitos y destrezas.

Para alcanzar este objetivo y de cara a construir un Sistema Educativo Nacional con bases más sólidas, es indispensable que quienes se incorporen al servicio educativo cuenten con las cualidades y el perfil profesional necesario para ejercer la docencia, tarea para la que sin lugar a dudas, la herramienta esencial es la técnica de selección de personal, por lo que se están instrumentando nuevas disposiciones para llevar a la práctica un adecuado proceso de selección.

Según Lovart (1994), mencionado por Vértice (2008), la selección de personal puede definirse como: “Aquel proceso que consiste en elegir entre diversos candidatos para un cargo, cuando se ha estimado útil crear, mantener o transformar ese cargo”. Un proceso con varios pasos de selección, que trata de obtener resultados comparando dos variables: los requisitos del puesto de trabajo y el perfil de los candidatos.

Sin embargo, para lograr el éxito, siempre será necesario que quienes aspiran a ejercer la docencia en educación básica, primero superen las fases del proceso correspondiente y después decidan ser responsables y eficientes en su desempeño laboral. Dichas fases, son tres: i) previa, ii) de aplicación y iii) posterior a las valoraciones, mismas que son definidas en las disposiciones específicas del proceso de selección para la admisión en Educación Básica emitidas por la Unidad del Sistema para la Carrera de las Maestras y los Maestros (USICAMM), de acuerdo a la Convocatoria que publican las autoridades educativas.

Resulta poco conveniente que los aspirantes tomen el proceso como una medida eliminatoria, y con ello llegar a sentirse sin las cualidades necesarias para ejercer la función de la docencia, por lo que tendrán que considerar la selección como la búsqueda de los candidatos más adecuados, en función de las necesidades de la vacante y del contexto de las instituciones educativas.

Los responsables del proceso se enfrentan a la difícil tarea de elegir efectivamente a los candidatos más adecuados, por lo que habrán de ser muy cuidadosos de los mecanismos y procedimientos para la recopilación de información y la aplicación de los distintos elementos multifactoriales requisitos, factores y componentes del sistema de apreciación de conocimientos y aptitudes, que conforman el proceso de selección para la admisión.

“Las personas inmersas en su vocación aman lo que hacen”, expresa Daniel Goleman en su libro Focus. (2018), idea muy aplicable a la noble faena del magisterio, algo que deberán tomar en cuenta los aspirantes a ingresar al sector educativo, ya que el futuro de las niñas, niños y jóvenes está en sus manos.

Referencias Bibliográficas:
SEP. Educación Básica, 2019. Unidad del Sistema para la Carrera de las Maestras y Maestros “Disposiciones específicas del proceso de selección para la admisión en Educación Básica”. México. Recuperado en:
http://file-system.uscmm.gob.mx/2020-2021/compilacion/Disposiciones%20especi%cc%81ficas%20Admisio%cc%81n%20EB%202020-2021.pdf

Equipo Vértice, 2008. “Selección de personal”. Editorial Vértice. España. Recuperado en:
https://books.google.com.mx/books?hl=es&lr=lang_es&id=OolIgbsxUs4C&oi=fnd&pg=PA1&dq=Como+realizar+un+proceso+de+selecci%C3%B3n+de+personal&ots=VdRPneg3zQ&sig=hVQ-xK7u7glQvK61hMqvM96f6c4#v=onepage&q=Como%20realizar%20un%20proceso%20de%20selecci%C3%B3n%20de%20personal&f=false

 

 


Clases en tu Hogar – Radio

  • 21 de octubre de 2020
  • Prensa
Todos los derechos reservados © 2020 / Gobierno del Estado de Tamaulipas 2016 - 2022