Museo Regional de Historia de Tamaulipas

Martes a viernes de 10:00 am a 6:00 pm
Sábados y domingos de 10:00 am a 4:00 pm

 

Antecedentes y objetivos

La construcción del Ex Asilo Vicentino, hoy Museo Regional de Historia de Tamaulipas, fue iniciada a finales del siglo XIX siendo Gobernador del Estado de Tamaulipas, Guadalupe Mainero, a instancias del Excelentísimo Señor Filemón Fierro Terán, Tercer Obispo de la Diócesis de Tamaulipas, el terreno donde se construyó el edificio fue donado por el señor Fermín Legorreta Fernández y su esposa la señora Eugenia Castañeda Núñez Cáceres.

El pueblo se unió al proyecto de dotar a la ciudad de un asilo para niños huérfanos y personas ancianas pues todos los victorences donaron cuando menos un sillar, material de construcción muy común en aquella época.

Al pasar de los años la persecución religiosa posterior a la Revolución, obligó a las religiosas a cargo del asilo, a abandonar el edificio dejando en manos de alumnos y demás católicas, las imágenes y objetos religiosos de la capilla, fue una lluviosa mañana de abril de 1923, cuando la madre superiora Guadalupe Flores, las madres Ma. Concepción Gutiérrez, Elvira Barahona, Teresa y Margarita, la novicia María de Jesús, y las hermanas Carmen y Luz, partieron precipitadamente dejando el lugar, donde educaron a niños, ancianos e internas.

Al pasar a manos de la Secretaría de la Defensa Nacional, el edificio se convirtió en Cuartel Militar del 29 Regimiento de Caballería, y del 77 Batallón de Infantería.
Año con año niños de varias escuelas y otros acudían a festejar a los soldados en su día, hasta que debido al gran deterioró del inmueble, el cuartel abandonó el edificio y cambio su domicilio a la calle Carrera Torres.

El Asilo Vicentino, abandonado y semidestruido, volvió a poder del Gobierno del Estado de Tamaulipas, gracias a las gestiones del Gobernador Américo Villarreal Guerra, quien firmó un convenio con la Secretaría de la Defensa Nacional. En 1990 el inmueble se entrego a la Asociación Civil Amigos del Museo y cuyo propósito era recaudar fondos para su rehabilitación. El edificio fue finalmente restaurado con el apoyo de CONACULTA, ahora Secretaría de Cultura, a través del programa de Apoyo a la Infraestructura de los Estados y el Gobierno de Tamaulipas.

A partir del 12 de febrero de 2003 conserva, preserva y difunde el Patrimonio Cultural de la entidad, como Museo Regional de Historia de Tamaulipas. A sido sede de múltiples exposiciones nacionales e internacionales dando la oportunidad de difundir la Cultura Regional, Nacional e Internacional y resguarda el Patrimonio Histórico Tamaulipeco.

 

Espacios

Salas de Exposición Permanente del Museo Regional de Historia de Tamaulipas

El Museo Regional de Historia de Tamaulipas que se dispone a recorrer, es una Institución creada por el Gobierno del Estado con el propósito de mostrar un recuento del pasado de nuestra entidad, en cuyo devenir del tiempo ha dado origen y perfilado, las características que definen al actual Estado de Tamaulipas.

En este museo encontraremos una secuencia de exposiciones relativas al pasado de Tamaulipas así como las tendencias contemporáneas que están presentes hoy en día en la vida cotidiana de la sociedad. En este sentido se trata de que sea un museo vivo, estrechamente ligado a los nexos de su historia, de ahí que los hombres y mujeres de todos los tiempos que han pisado su territorio; Son los principales protagonistas del museo.

Y al igual que el escudo que representa a la entidad, presidida por la majestuosa silueta orográfica del Bernal de Horcasitas, nuestro museo inicia su recorrido por las siguientes salas.

En esta sala encontraremos la diversidad y el contraste, desde los litorales arenosos del Golfo de México y la Laguna Madre, hasta las cumbres boscosas de alta montaña de la Sierra Madre Oriental; Se notará la diferencia que existe entre los ecosistemas tropicales de su región Huasteca y las llanuras cubiertas de mezquite del norte del estado.
Una gran diversidad de objetos que datan de la región que se conoce como Mesoamérica Septentrional, evidencian la huella de los habitantes que en diversos periodos cronológicos han poblado las sierras y valles de Tamaulipas, destacándose su vida sedentaria y ligados desde entonces a la influencia de grupos nómadas de Mesoamérica y Aridoamérica, lo que se refleja en los diversos materiales arqueológicos encontrados. Lo más representativo de estos pueblos fueron las construcciones de piedra, lo que denota una organización política y social.
Inicia con la descripción de la geografía cultural de la región Huasteca, destacando en particular su porción tamaulipeca. Describe la arquitectura y asentamientos típicos de esa cultura, su tecnología utilitaria y ritual (cerámicas, esculturas, metalurgia), tipo físico y costumbres étnicas; organización social y relaciones con otros pueblos; así como su cosmogonía y creencias religiosas.
Panorama de la vida de los pueblos indígenas de las tres regiones de la Gran Chichimeca Tamaulipeca a la llegada de los españoles, (ubicación costumbres y distintivos culturales, entre ellos el ritual del peyote o “mitote”).
Describe la configuración inicial del septentrión oriental de la Nueva España, la exploración del litoral tamaulipeco, la conquista de la Huasteca, la presencia de colonizadores y evangelizadores y su relación con los pueblos indígenas, la influencia del Nuevo Reyno de León en la costa del Seno Mexicano, alzamientos indígenas y el colapso de la frontera de Tamaholipa.
Nos narra el proceso colonizador de José de Escandón y Helguera, Conde de Sierra Gorda, su expedición a la Costa del seno Mexicano, las fundaciones novo-santanderinas, sus límites y las características de sus poblaciones. También la alternancia en los gobiernos post-escandonianos, burocráticos y militares, emanados de la corona y sus esfuerzos de sometimiento hacia los indios rebeldes. La presencia del ejército con las reformas borbónicas, la consolidación colonial a través de los Autos de la General Visita, al instalación de haciendas y la prosperidad ganadera, la introducción del sistema agrícola europeo y el descubrimiento de yacimientos mineros en San Nicolás de Croix y San José, así como la explotación de la sal en Reynosa y el litoral.
Trata sobre la creación del obispado de Linares, con el que define la primera delimitación institucional del noreste novohispano, al quedar dentro de su jurisdicción las provincias de Coahuila, Texas el Nuevo Santander y el Nuevo Reyno de León. La instalación de un organismo militar capaz de asegurar en un solo mando la defensa del Septentrión: la Comandancia de las Provincias Internas de oriente. El surgimiento de la intendencia de san Luis Potosí, finalmente la trascendencia de la Diputación Provincial, impulsada por Miguel Ramos Arizpe en las cortes de Cádiz.
Trata la temática alusiva a la Villa de Santander, donde José de Escandón sitúo su residencia y en la que edificó su palacio. El patronazgo religioso de la villa se encomendó a los Cinco Señores. Está villa fue capital de la provincia de 1749 a 1769 y el traslado de la capitalidad por el gobernador Vicente González de Santianés a San Carlos en 1769, fue justo cuando se daba la bonanza minera en los reales de San José y san Nicolás de Croix.
Resalta el establecimiento de Ciudad Victoria por decreto del 20 de abril de 1825, abarcando su historia desde 1750, las vicisitudes de su fundación, por ejemplo, el ser punto estratégico de comunicación con otras poblaciones, su papel como posición militar durante la guerra de independencia y el antagonismo de Villa de Aguayo con San Carlos y posteriormente con Padilla, que provocó la caída del primer gobernador del estado, José Bernardo Maximiliano Gutiérrez de Lara.
Analiza el paso de la vida independiente a la consolidación de un estado propio, desde 1822, en que el Nuevo Santander creó su propia Diputación Provincial pata culminar en 1824 al instituirse el Congreso Constituyente. La primera carta magna del Estado de Tamaulipas se expidió el 6 de mayo de 1825 en Ciudad Victoria. En 1838 y con los nuevos lineamientos de la República Central, adviene una guerra civil creando una gran inestabilidad. Después de la anexión de Texas a Estados Unidos y la Guerra de intervención norteamericana, se redacta una nueva Constitución local en 1848. Se habla de la apertura de puertas en Matamoros y Tampico, que marcó una importante etapa en la vida histórica de Tamaulipas, al abrirse rutas de comercio.
Se analiza el proceso de separación de Texas, sus luchas en la frontera, el reclamo de la Franja de las Nueces y las consecuencias derivadas del Tratado Guadalupe-Hidalgo en 1848.
Con la Guerra de Reforma se decretó zona de libre comercio en el norte de la Entidad, Posteriormente la zona libre fue derogada en 1905. Se analiza el trazo de límites del Río Bravo, la normatividad para su navegación y el establecimiento de vías alternas de comunicación como el ferrocarril y los puentes internacionales. También al finalizar el caudillismo con el General Servando Canales, la bonanza ixtlera del IV distrito, el resurgimiento minero en San Carlos, el inicio de la actividad petrolera en Tampico, el establecimiento de bancos, el progreso de las Haciendas y la reafirmación de Ciudad Victoria como capital del estado.

Se analiza la explotación petrolera en Tampico, su auge e influencia en la ciudad y su crisis en los años veinte, hasta la época de la nacionalización por Lázaro Cárdenas en 1938,Se aprecian igualmente los alcances agraristas del general Alberto Carrera Torres, Lucio Blanco y del Licenciado Emilio Portes Gil. Las obras de irrigación, agrícola y desarrollo en el Bajo Río Bravo. La expansión del cultivo del algodón hasta 1960, la creación de la región del Mante y los avatares de los distritos de riego e ingenio azucareros. El impulso de la carretera panamericana, así como la integración de una red básica en Tamaulipas en las décadas de los cuarenta a los años sesenta.

 

Espacios alternos

Uno de los objetivos del Museo Regional de Historia de Tamaulipas es apoyar en la realización de eventos enfocados en el desarrollo histórico y cultural, que fortalezcan nuestra identidad así como favorecer e impulsar la creación intelectual y artística.
El Museo ofrece a sus visitantes, además de las áreas de exhibición permanente los siguientes espacios:

 

Auditorio

Con capacidad para 150 personas, donde se realizan presentaciones de libros, conferencias, premiaciones, cursos de capacitación, subastas, así como eventos culturales y didácticos. Dispone de sillas acojinadas, mesas, aire acondicionado, sala de audio.

 

Sala de Exposiciones Temporales

Es un espacio de expresión, promoción y difusión de las distintas disciplinas artísticas. Cuenta con un espacio de 90 metros cuadrados, equipada con aire acondicionado e iluminación direccional, mamparas y bases para exhibición.

 

Jardines

Los espacios exteriores con los que cuenta el museo son adecuados para la realización de talleres, pláticas, exposiciones, conciertos musicales, pantomima, proyecciones de video, presentaciones de teatro y danza.

 

Biblioteca

Ofrece para consulta un acervo de volúmenes especializado en Historia y Arte.( en construcción).

 

Estacionamiento

Espacio que facilita el acceso a los visitantes del Museo. Abierto exclusivamente para servicio del museo.

 

Todos los derechos reservados © 2017 / Gobierno del Estado de Tamaulipas 2016 - 2022